Lo primero que cabe preguntarse es si merece la pena visitar esta zona. Sin duda los lugareños y los originarios de este pueblo diremos que Sí !. Además de los sentimientos, que "nos pueden" , objetivamente hay que decir que existen múltiples razones para promocionar nuestro pueblo y sus alrededores.

Culturalmente, por la historia y la arquitectura de diverso origen, romana, árabe y posteriormente cristiana, mereciendo la visita los monumentos religiosos, iglesias, ermitas, sepulcros, peirones, todos ellos salpican nuestro paisaje y dan esa imagen tan propia a nuestra tierra.

Otra razones de visita pueden ser, los motivos de salud y el descanso, del que se puede disfrutar en vacaciones o en "escapadas", en los diferentes balnearios, hostales y hoteles que existen en la zona.

Las fiestas patronales de San Roque por sus aspectos festivos y de ocio aumentan el número de visitantes que se dan cita en los pueblos, sobre todo al celebrarse las fiestas en agosto y coincidir con las vacaciones.

El turismo ecológico representado en la práctica del senderismo, paseos por el monasterio en ese marco de espectacular belleza, también igualmente en las hoces del río Piedra o en los cañones del río Mesa entre Jaraba y Calmarza.

El turismo deportivo, que va en aumento, practicando la escalada, la cual se puede practicar en las peñas de nuestros pueblos, en concreto los cañones de Jaraba o los cerros de Nuévalos son buenos ejemplos. Los paseos en bicicleta con sus múltiples rutas, apropiadas tanto para el llano como en trayectos mas escarpados, ideales para mountain bike .

La caza, de la liebre, el conejo y la perdiz en las diversas sierras y la pesca, bien en el embalse de la Tranquera en concreto en busca de la carpa y el black bass, o en los ríos Piedra y Mesa con el objetivo de algún barbo o una bonita trucha, son siempre actividades deportivas clásicas a tener en cuenta.


La Villa de Ibdes se encuentra situada en el centro del triangulo formado por Alhama de Aragón, Jaraba y el Monasterio de Piedra, que podemos considerar como los tres motores turísticos de la comarca, estando todos ellos relacionados con el "agua". 

El Monasterio de Piedra por tratarse de un parque natural creado por el río Piedra en el que se suceden cascadas y lagos en un paisaje de inigualable belleza. Alhama de Aragón situada en el eje Madrid-Zaragoza con sus aguas termales, ya famosas desde tiempos romanos (Aqvae Bilbilitanorum) y Jaraba con sus baños y balnearios ideales para el relax y con fines terapéuticos.

La cultura balnearia une tradición y modernidad. Las posibilidades terapéuticas de nuestras termas ya eran conocidas y altamente valoradas por los romanos. La cultura termal fue heredada por los hispanomusulmanes y en la actualidad tiene un nuevo impulso en nuestra sociedad.

En referencia particular a Ibdes, cabe decir que las posibles actividades a realizar son innumerables, desde paseos a pie por el monte o la vega, perderse en algún rincón a la vera del río Mesa con un buen libro o asando unas costillas, paseos en mountain bike o las diferentes excursiones al Monasterio, a San Gregorio, a la Pedriza, a Carregodojos, a la Calzada, a Valdemoros, a Valdearcón,  etc... Igualmente se puede disfrutar del paisaje, en alguna jornada de caza o pesca en el río o en el pantano de la Tranquera. Pero sin duda lo mas llamativo sean sus fiestas de San Roque y la Virgen de San Daniel en agosto, días que podemos disfrutar de todo el ambiente festivo de Ibdes con múltiples actividades culturales y lúdicas. La Semana Santa con sus pasos y procesiones, con sus momentos de recogimiento y el conservar las tradiciones, las romerías a la Virgen de San Daniel y a San Gregorio, celebrando el día del pueblo, en mayo. La gastronomía con sus comidas típicas: migas, judías con chorizo o con liebre, el conejo o las perdices escabechadas y como no, los productos propios de la matanza.

Todos estos motivos numerosos y significativos representan que nuestro pueblo además de por su identidad y los lugares de visita mencionados, puede servir de punto de partida a los otros enclaves de alrededor. Por ello sirva esta página como llamamiento o reflexión sobre una cuestión primordial, como sería la de fomentar el turismo rural a través de hostales o casas rurales ya que como se puede comprobar, no le faltan elementos atractivos a toda nuestra zona para poder conseguir esa deseada afluencia de turistas.

En esta pagina podéis encontrar direcciones de interés de los citados lugares y una recopilación de  fotografías

 

Monasterio de Piedra

El Monasterio de Piedra está situado en uno de los parajes más atrayentes de Aragón, en el Sistema Ibérico, por donde discurre el río Piedra, cuyos desniveles forman impresionantes cascadas. Contrasta la exuberante vegetación de la zona con el paisaje que la rodea, mucho más sobrio. Declarado como Paraje Pintoresco desde 1945.

No dejar de ver el parque natural, que rodea al monasterio, formado por una sucesión de cascadas, cuevas y lagos entre grandes extensiones de bosques. Es un buen lugar para pasar el día al aire libre disfrutando de la naturaleza.

 

Jaraba

Sus conocidas aguas termales, su naturaleza, sus gentes, su cultura, su increíble patrimonio.

Pero Jaraba, además de ser una potencia termal referencia de turismo de salud, se sitúa en un entorno natural punto de partida para la visita de lugares cercanos y muy conocidos que gozan de gran interés turístico por diferentes motivos (Monasterio de Piedra, Calatayud, Molina de Aragón, Medinaceli) además de pequeños pueblos con joyas escondidas a lo largo de su historia.

.

 

Alhama de Aragón

La mayor riqueza de esta población reside en sus aguas termales, cuyos beneficios fueron descubiertos ya en la época romana. Existen ocho manantiales de aguas bicarbonatadas, cálcicas, nitrogenadas, arsenicales, hipertermales y radiactivas que brotan a una temperatura de 34º C.
Hay cuatro balnearios con sus correspondientes hoteles. El lugar se ve frecuentado por numerosos visitantes, en su mayor parte de Madrid y Zaragoza.

Es también cuna de una importante tradición alfarera. Sin embargo, su empuje económico se encuentra mermado por la proximidad de otros núcleos importantes de población como Calatayud, Ariza o Ateca.